No a la pesca eléctrica

La pesca empleando  electricidad para electrocutar la vida marina está prohibida en Europa desde 1998, sin embargo grupos de presión de  la industria pesquera están promoviendo que en Europa se vuelva a permitir esta terrible práctica para el medio ambiente marino.

No a la pesca eléctrica
No a la pesca eléctrica

Prohibida desde 1998, pero con excepciones…

En 1998 la Unión Europea prohibió no solo la pesca eléctrica, sino otras métodos tan destructivos para el medio ambiente marino tales como el uso de explosivos, sustancias tóxicas, soporiferas, y maritillos neumáticos. Sin embargo posteriormente, en el año 2007, se autorizó como una “técnica de pesca innovadora” el empleo de redes de arrastre que empleasen descargas eléctricas,  para uso experimental una concreta zona localizada en el Mar del Norte y en el Canal de la Mancha.

Esta excepción permitió que muchos pesqueros de los Países Bajos faenasen con redes que emplean electricidad. Además no se siguió la autorización, que permitía que el 5 % de la flota emplease redes eléctricas, ya que según las estimaciones realizadas por organizaciones no gubernamentales conservacionistas, este porcentaje alcanza el 28 %.

Subvencionada la conversión de la flota con fondos europeos

Para mayor escándalo, el gasto que supuso el cambio de pesquero tradicional a pesquero que emplease redes eléctricas, fue subvencionada por el gobierno holandés, que empleó para ello en un porcentaje muy elevado fondos europeos.

Esta situación, ha supuesto una gran preocupación en el sector de la pesca artesanal europea, que aboga por la prohibición de esta práctica tan dañina para los ecosistemas marinos.  Señalar también que se aprobó el 21 de noviembre pasado en la Comisión, el Reglamento de Medidas Técnicas, y se han propuesto enmiendas para ampliar la pesca de arrastre con redes eléctricas al 5 % de todas las flotas de los estados miembros, lo que supondría un desastre desde el punto de vista de la sostenibilidad pesquera.

Por fin la prohibición total

En enero de este año el Parlamento Europeo se pronunció favorable a la prohibición total de la pesca eléctrica en Europa. Desde Mar Sostenible nos alegra mucho este hecho, y queremos agraceder el trabajo de organizaciones europeas que apoyan la pesca artesanal, como la Fundación Lonxanet para la Pesca Sostenible, que sin su movilización en contra de la pesca eléctrica, no se hubiese conseguido esa prohibición.

También creemos que otras autoridades pesqueras en el mundo deberían seguir este ejemplo en aras a la sostenibilidad pesquera.

 

 

 

Pesca ilegal, hay que luchar contra ella

En los días pasados hemos visto en los medios de comunicación que el Gobierno español sancionó con la cantidad de 8.261.001 € a tres empresas gallegas responsables de una trama de pesca ilegal.

Mafias de pesca ilegal

Las empresas que tenían domicilio en Vigo, Marín y O Carballiño, montaron un entramado para explotar dos embarcaciones, de nombres Thunder y Tchaw, que se dedicaban a la pesca ilegal. Las empresas sancionadas han sido Frigoríficos Florindo e Hijos S.L., Bacamar S.A. y Pesquera Piñeiro S.L., empresas que todas ellas tenían el mismo administrador único.

Esta sanción está enmarcada dentro de la operación Sparrow, desarrollada por el ministerio de agricultura, y que ha supuesto otras sanciones millonarias a entramados de empresas relacionadas con el clan de Ribeira, Vidal Armadores, que practicaban la pesca ilegal en las embarcaciones Kunlun, Tiantai, Songhua y Yongding.

El Tchaw, barco dedicado a la pesca ilegal
El Tchaw, barco dedicado a la pesca ilegal

La pesca ilegal: un grave problema para el medio ambiente marino

La pesca ilegal debería estar muy perseguida y sancionada por los gobiernos, pues es una amenaza para la seguridad alimentaria y para la biodiversidad marina.

Las magnitudes de la pesca ilegal son enormes. Según WWF, cada año se capturan el el mundo entre 11 y 26 millones de toneladas de forma ilegal, pesca que la mayor parte de ella llega a los mercados, tanto europeos como  de otros países. Sí, destacamos Europa, pues el  60 % del pescado que consumimos en Europa procede de países extracomunitarios.

Lo cierto es que no toda la pesca ilegal procede de la actividad de mafias de delicuentes como los señalados, sino que en muchos casos es fruto de la actividad no organizada de furtivos, actividad pesquera que se realiza sin que existan planes de gestión, pesca que no cumple con las normativas vigentes

Condenamos la pesca ilegal

Desde el blog Mar Sostenible condenamos toda actividad pesquera ilegal, así como cualquier otra que vaya en contra de la sostenibilidad pesquera y que suponga una agresión al medio ambiente marino.