La contaminación en nuestras playas

Este verano ha sido noticia el cierre de diversas playas en las islas Baleares debido a la presencia de contaminación de aguas fecales en las mismas.

Según  las autoridades, los motivos de la contaminación de estas playas han sido diversos, tales como lluvias fuertes que han ocasionado la rotura de colectores, bombas de impulsión de aguas residuales que no funcionaron por falta del mantenimiento correcto, falta de mantenimiento de las plantas depuradoras, mal estado de los emisarios…

Estos días pasados han acontecido sucesos como el de Palma donde el Ayuntamiento ha tenido que cerrar las playas de Ciutat Jardí y Can Pere Antoni, debido a la presencia de aguas fecales, donde el citado Ayuntamiento alegó que fue debido a las intensas lluvias, cuando la realidad ha sido que las lluvias no fueron intensas ya que solo alcanzaron los 17 litros por metro cuadrado.

Cierre de playa en Palma por contaminación de aguas residuales
Cierre de playa en Palma por contaminación de aguas residuales

Pero estos problemas no solo acontecieron en Palma, ya que se han repetido a lo largo de toda la costa de la isla, alcanzando zonas como Andratx, Calviá, Can Picafort…

Efectivamente esto denota que algo está fallando, bien sea que las infraestructuras no se conservan adecuadamente, falta de los mantenimientos correctos, y en muchos casos infraestructuras que no son acordes con las necesidades reales pues se han quedado obsoletas, o ya se planificaron y proyectaron de forma no correcta.

Lo que llama poderosamente la atención es que estas infraestructuras deficientes en muchos casos y mal coservadas en otros muchos, solo salen a los medios de comunicación en los meses de verano, por el impacto que tiene cerrar las playas en plena temporada turística, y porque afecta a los intereses de la industria hotelera. Sin embargo es más que probable que en esos mismos lugares se hayan producido vertidos fuera de la temporada turística, pero en ese caso el interés en ello de la clase política y de los medios de comuniciación es nulo.

Desde Mar Sostenible pedimos a los responsables de las infraestructuras de tratamiento de agua residual, tanques de tormenta, sistemas de bombeo y colectores, que se preocupen por es estado de las mismas, que realicen  las acciones de mejora necesarias para acondicionarlas a las necesidades reales, que inviertan lo necesario para ello, que exijan responsabilidad a las empresas gestoras en caso de existir, y que no empleen transporte y tratamiento de las aguas residuales como arma política.

Seamos conscientes que nos va mucho en ello, no solo el enorme daño que se ocasiona a la industria turística, sino el daño a los ecosistemas naturales deteriorándose la fauna y flora, e introduciéndose contaminantes en la cadena trófica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =