¿Llegó el fin a los productos de usar y tirar?

Una buena noticia nos llegó recientemente de la Eurocámara, pues aprobó la directiva en la que se prohíbe la venta de ciertos productos de usar y tirar a partir del 2021. Entre estos productos están de usar y tirar están los bastoncillos de algodón, cubiertos y vasos de plástico, vasos, pajitas, recipientes de poliestireno para comida rápida

Pajitas, enemigas del medio ambiente
Pajitas, enemigas del medio ambiente

Desde nuestro punto de vista es una muy buena decisión, ya que no creemos que sea sostenible la cultura del usar y tirar, ya que se generan muchísimos residuos, además de consumir cada vez más recursos. No son sostenibles los modelos de economía lineal, debemos ir siempre a modelos de economía circular.

Entendemos que lejos de ser un problema para las empresas que emplean estos productos, es una oportunidad para buscar nuevas alternativas, para la innovación a fin de cuentas, ya que se podrán buscas nuevas soluciones que sean amigables con el medio ambiente.

Por supuesto esta decisión tendrá una repercusión favorable para el medio ambiente marino, ya que muchos de estos productos de un solo uso acababan en nuestros mares y océanos, bien directamente, bien a través de los ríos que previamente se han contaminado, transformándose en muchos casos en microplásticos.

La directiva también impone que antes del 2029 la procedencia de al menos el 25 % del plástico de las botellas sea de materiales reciclados. Este porcentaje deberá llegar al 30 % en el 2030, y además las empresas distribuidoras deberán recoger el 90 % de todas las botellas plásticas usadas.

En cuanto a esta última medida entendemos que es claramente tímida, ya que la apuesta de la Unión  Europea debería ser el fomentar el consumo de agua de las redes de abastecimiento, y prohibir el uso de botellas plásticas, ya que hay otros materiales que las pueden sustituir, como acontecía antes de que se inundara el mundo de plásticos.

También se contempla en la directiva ciertas regulaciones en relación con las colillas, que tanto afectan a nuestras playas y mares, ya que los fabricantes de cigarrillos deberán asumir el coste de la limpieza de las colillas.

En Mar Sostenible entendemos que las medidas orientadas a la protección del medio ambiente, y en concreto del medio ambiente marino debería ser mucho más exigentes, ya que nuestros mares y océanos lo precisan. Además es falso que la protección del medio ambiente suponga costes, ya que lo que genera son nuevas oportunidades, y además el hacer un uso sostenible de los recursos y la economía circular, permitirá a las próximas generaciones el seguir disfrutando de esos recursos.

En definitiva, esperamos mucho más de la Unión Europea para la protección del medio ambiente, y deseamos que otros gobiernos sigan también esa línea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − nueve =